¡Hola mundo!

Welcome to WordPress.com. This is your first post. Edit or delete it and start blogging!

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

MUDANZA

 
 
 
 
Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

MIEDOS. Tres

Doctores, hospitales, enfermeras, inyecciones… No duele, me dicen ¿Cómo no va a doler si nada más de pensarlo ya tiemblo y estoy al borde del llanto? Y en cuanto sucede, el olvido automático: un mecanismo de defensa, por salud mental.
Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

MIEDOS. Dos

 
Le temo a los espejos. No me reconozco en ellos. Hay algo de mentira, de mentira cruel que no me permite tratarlos con indiferencia.
Y algo más ocurre, en los espejos algo se mueve fuera de nuestra mirada, algo fuerte, maligno, violento, algo que saldrá alguna vez y traerá consigo la muerte.
Aunque lo que sucede es que espejo y yo nos fingimos. Puedo estar frente a él un minuto y sonreir, él se comporta y copia fielmente mis movimientos sin ir más allá.
Pero no me fío.
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Libertarian Left

 
Del blog de Salvador Leal:
 
Según The Political Compass, soy Libertarian Left.
 
¿alguien se sorprendió?
Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

MIEDOS. Uno

 
Le temo a la oscuridad. Desde la que habita en el alhajero hasta la que forma una noche sin luna en la sierra. A esa negritud que transforma los pasillos, a la que se instala en la habitación al concluir el día.
No sé desde cuándo le temo a la oscuridad. Hubo en tiempor en que pude dormir sin una lámpara a mi lado. Creo. Supongo. No lo recuerdo con exactitud. Pero aún entonces le temía a la oscuridad. No podía ir a la cocina por un vaso de agua a mitad de la noche. Peor aún, en casa de mi abuela, de mi tía, no podía ir al baño porque para eso había que atravesar cuartos y pasillos oscurísimos, donde seguramente algo se ocultaba y esperaba que pasara a su lado para saltarme encima.
Incluso, cuando de pequeña debía ponerme un suéter cerrado, había segundos horribles en los que no podía respirar, esos segundos en que todo desaparecía y yo quedaba indefensa bajo la oscuridad del suéter. Ahora, túneles, cuevas, son difíciles para mí. Me preguntan si tengo claustrofobia. Tal vez. Pero lo peor de esos lugares no es lo estrecho sino la oscuridad.
Es difícil dormir conmigo, generalmente los demás prefieren, incluso necesitan, dormir a oscuras. Una noche, mi mamá y yo fuimos de viaje. A la hora de dormir, claro, tenía yo la luz prendida, le pedí, no la apagues hasta que me duerma, ella esperó. Yo estaba soñando que iba a trabajar a los juzgados y tenía que ir de una audiencia a otra; de pronto, se iba la luz en el edificio y me dio mucho miedo, ya no sabía dónde estaba ni quién estaba a mi lado y desperté angustiada: mi mamá había apagado la luz y la oscuridad había entrado hasta mis pesadillas. Prendí la televisión.
Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

DERROTA

 
Yo que no he tenido nunca un oficio
que ante todo competidor me he sentido débil
que perdí los mejores títulos para la vida
que apenas llego a un sitio y ya quiero irme
          (creyendo que mudarme es una solución)
que he sido negado anticipadamente y ayudado
          de manera humillante y escarnecido por los más aptos
 
que me arrimo a las paredes para no caer del todo
que soy objeto de risa para mí mismo
que creí que mi padre era eterno
          que he sido humillado por profesores de literatura
que un día pregunté en qué podía ayudar y la respuesta fue una risotada
que no podré formar nunca un hogar, ni ser brillante, ni triunfar en la vida
que he sido abandonado por muchas personas porque casi no hablo
que tengo vergüenza por actos que no he cometido
qe poco me ha faltado para echar a correr por la calle
que he perdido un centro que nunca tuve
que me he vuelto el hazmerreír de mucha gente por vivir en el limbo
que no encontré nunca quien me soporte
 
que fui preterido en aras de personas más miserables que yo
que seguiré toda la vida así y que el año entrante
            seré muchas veces más burlado en mi ridícula ambición
que estoy cansado de recibir consejos de otros
            más aletargados que yo ("Usted es muy quedado,
            avíspese, despierte")
que no podré viajar a la India
que he recibido favores sin dar nada en cambio
que ando por la ciudad de un lado a otro como una pluma
que me dejo llevar por los otros
que no tengo personalidad ni quiero tenerla
que todo el día tapo mi rebelión
que no me he ido a las guerrillas
que no he hecho nada por mi pueblo
que no soy de las FALN y me desespero por todas estas cosas
            y por otras cuya enumeración sería interminable
que no puedo salir de mi prisión
que he sido dado de baja en todas partes por inútil
que en realidad no he podido casarme ni ir a París
            ni tener un día sereno
que me niego a reconocer los hechos
            que siempre babeo sobre mi historia
 
que soy imbécil y más que imbécil de nacimiento
que perdí el hilo del discurso que se ejecutaba en mí
            y no he podido encontrarlo
que no lloro cuando siento deseos de hacerlo
que llego tarde a todo
 
que he sido arruinado por tantas marchas y contramarchas
que ansío la inmovilidad perfecta y la prisa impecable
que no soy lo que soy ni lo que no soy
 
 
que a pesar de todo tengo un orgullo satánico
            aunque a ciertas horas haya sido humilde
            hasta igualarme a las piedras
que he vivido quince años en el mismo círculo
que me creí predestinado para algo fuera de lo común
            y nada he logrado
que nunca usé corbata
            que no encuentro mi cuerpo
que he percibido por relámpagos mi falsedad y no he podido derribarme,
            barrer todo y crear de mi indolencia, mi flotación, mi extravío una
            frescura nueva, y obstinadamente me suicido al alcance de la mano
me levantaré del suelo más ridículo todavía para
            seguir burlándome de los otros y de mí hasta
            el día del juicio final.
 
                                   (Rafael Cadenas, Derrota)
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

SUBRAYO

 
 
*…la vida temática de una sociedad es un síntoma importante de su estado. En los temas que se propone una sociedad se expresan lo que Ernst Bloch denominaba "sueños despiertos"
 
*…hace todavía veinte años, la utopía representaba una noción muy problemática: a ojos de las clases medias, burguesas o conservadoras, la palabra contenía sobretodo el reproche de haber faltado al respecto a la "realidad". Pero hoy tiene, más bien, la tonalidad positiva de eso que antes expresaba la palabra "sueño".
*Bloch distinguía entre por una parte los sueños nocturnos, los sueños regresivos, los sueños que no llevan a ningún sitio; y por otra, los sueños que tienen razón. En él, la antítesis realidad-irrealidad se ve, pues, reemplazada por un campo tripolar donde surgía un valor intermedio que se inserta entre lo real y lo irreal. Ese valor intermedio es lo que él llamaba la "tendencia" y Popper la "propensión": hay irrealidades portadoras de realidades; y en el soñar despierto, que es el que nos conduce al porvenir, se puede ya esbozar lo que pude acontecer.

*…nos comenzamos a dar cuenta de que, finalmente, no es el inconsciente quien va a salvarnos.

 
*…Nuestro tema principal no es el deseo, es la fatiga. (…) solamente el arte nos permite escapar a esa situación de fatiga. Ese es el credo del intelectual moderno…

*…Es necesario preguntarse si la cuestión de las utopías no es simplemente más que el seudónimo actual de esa búsqueda radical, radicalizada, de nuestro tiempo: la caza del éxito. (…) Me parece que se trata de una tendencia innegable del tiempo presente: los lazos y los valores se redefinen hoy en una tendencia a la inestabilidad creciente…

*…casi deberíamos concluir que la utopía es el sueño de los perdedores. .. Esto sería la traducción de su discurso del resentimiento contra la "realidad". Dicho esto, si esto es verdad, no habría que reírse de un discurso tal, sino más bien preguntarse cómo se pueden disminuir los estragos causados por esas proposiciones aberrantes sobre la situación del mundo. Porque no tenemos ninguna garantía de hacer el bien a las personas cuando se colabora en su resentimiento.
 
*…¿Qué es finalmente el fascismo sino la política del resentimiento en estado puro? Para evitar que se desarrollen las corrientes micro y macro fascistas que existen en la sociedad, sería necesario que el intelectual se convirtiese a otra manera de hacer y de pensar; que acepte su responsabilidad social que consiste en impedir que los decepcionados adopten la política de lo peor.
 
*Buckminster Fuller (…) Manual para gestionar la nave espacial Tierra (…) Las "tensintegridades" son arquitecturas en que en que el conjunto se aguanta por la sinergia de elementos que en el fondo no están juntos. Las fuerzas que quieren crear el hundimiento del sistema son los que, de alguna manera, lo mantienen en pie.

*…Pertenezco a una generación que ha definido la utopía como lo que se extrae forzosamente de lo que existe. Era un concepto casi ontológico de la utopía. Pero esa actitud conduce directamente al angelismo o la esquizofrenia. Porque el esquizofrénico es exactamente el que encuentra en la imposibilidad de participar. En el esquizofrénico la reflexión y el sentimiento de no-pertenencia provienen siempre del rechazo a eso que Cioran llamaba "la tentación de existir", porque la tentación de existir se confunde naturalmente también con la tentación de participar. El esquizofrénico no participa porque su lucidez no le permite entrar en el juego. Pero ya no estamos en el tiempo de esa esquizofrenia iluminada: estaríamos más bien en la de los jugadores. Por primera vez permitimos a la realidad de alguna manera hacernos "un hijo por la espalda". Era una metáfora que, como sabe, gustaba a Deleuze pero me parece particularmente exacta: la nueva situación consiste en que, en vez de encerrarnos en un rechazo heroico, en la armadura eterna de nuestros principios, de nuestras reglas morales, aceptamos desde ahora, constituirnos por la realidad. Descubrimos, además, que esa realidad no es siempre la violadora que denunciábamos antaño. No es tan tonta como para eso. Nos acaricia, nos halaga. Tiene también su ironía Por lo demás, mientras continuemos en una lógica de dos elementos, solamente la ironía podrá salvarnos Porqué en el ámbito de la proposición, el hecho es que estamos condenados a escoger entre un sí o un no. En resumen, estamos perdidos. A la espera de una lógica formal rigurosa pero de diversos valores, son las modalidades del espíritu de humor las únicas que pueden liberarnos de la tentación paranoica de nuestras opiniones –a menos, naturalmente, que tomemos la opción de escoger sistemáticamente la actitud positiva en una lógica bivalente cerrada y de disfrutarlo; que no es otra cosa que la definición de sadismo.

                                                  (Entrevista por Fabrice Zimmer, traducción de Ramón Alcoberro, en Café literario)

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Día de pájaros

 

Amo a los pájaros perdidos

que vuelan desde el más allá

a confundirse con un cielo

que nunca más podré recuperar.

 

Vuelven de nuevo los recuerdos

las horas jóvenes que di

y desde el mar llega un fantasma

hecho de cosas que amé y perdí.

 

Todo fue un sueño

un sueño que perdimos

como perdimos

los pájaros y el mar.

 

Un sueño breve y antiguo

como el tiempo

que los espejos

no pueden reflejar.

 

Después busqué

perderte en tantas otras

y aquella otra

y todas eras vos.

 

Al fin logré reconocer

cuando un adiós es un adiós

la soledad me devoró y fuimos dos.

 

Vuelven los pájaros nocturnos

que vuelan ciegos sobre el mar;

la noche entera es un espejo

que me devuelve tu soledad.

 

Soy sólo un pájaro perdido

que vuelve desde el más allá

a confundirse con un cielo

que nunca más podré recuperar.

                          (Letra: Mario Trejo, Música: Astor Piazzolla. Los pájaros perdidos)

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

Es la hora

 

Es la hora que más odias,
cuando la tarde cae
como si se desplomara del tejado.
Lobregueces rastreras
corren bajo tus pies y sientes
que eso que pasa enfriándote la cara
no es el viento.
Comienzas a oír voces
que nadie más oye.
Crees ver centuriones de niebla entre la niebla,
manos que flotan,
lenguas arrancadas, y disolverse en la noche
la tediosa muralla que te aísla.
Tu sombra acobardada te precede
por los polvorientos salones del palacio.
Y llegas a tu lecho
en los hostiles dormitorios
sabiendo que allí sólo te aguardan
sueños enemigos.
Sueños con dientes sin fatiga,
puntuales, pertinaces
como la oscura rata que noche a noche
roe en las tablas del piso.

                                        (Oscar Cerruto, Calígula)

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario